Mi padre

Estándar

mi-padrePapá fue a su pueblo a visitar a los abuelitos y a darles ayuda. Desea que vengan a vivir con nosotros, para que descansen; ya son ancianos y han trabajado mucho desde que papá y sus hermanos eran pequeños.

Aunque papá siente gran cariño por sus padres, yo sé de sobra que a mamá, a Carmela y a mí no nos quiere menos.
Él también trabaja todos los días, todos los meses, y continuará así algunos años, sin descansar, hasta que Carmela y yo seamos mayores y lo ayudemos. A veces, estando enfermo o muy fatigado, mamá le dice que se quede en casa, pero él no lo acepta. Se va al trabajo como todos los días.

mi-padre-2Se interesa por nuestros estudios; oye las historias que le contamos, y, en ocasiones, igual que todos los domingos, nos lleva a pasear y juega con nosotros. He oído cuando, de acuerdo con mamá, distribuye el dinero que gana. Cuentan diferentes cantidades: casa, alimentos,
ropa . . . Si mamá le dice que Carmela ya no tiene zapatos, o que a mí me pidieron un libro en la escuela, no se molesta, sino que da para comprarlos. Luego pregunta:
—¿Qué otra cosa hace falta?
Siempre que mamá no puede resolver algún problema de la casa, ella nos dice:
—Esto lo arreglará papá…

 

V O C A B U L A R I O

de sobra  – más que lo necesario.
fatigado- cansado.
distribuye- reparte.
problema- asunto difícil.

Libro de texto gratuito para segundo grado de primaria, SEP, México, 1960. Págs. 32 y 33.

El viaje

Estándar

El viaje de papá, lectura para niñosPapá salió de viaje.
Espera llegar a Tuxtepec, donde le darán noticias de los abuelitos y de sus otros parientes, pues todos viven en esa región; sólo papá reside en la ciudad de México.
Anoche lo acompañamos a la estación del ferrocarril.
Mamá le había preparado, desde por la mañana, una maleta con las cosas más útiles para el viaje. Una maleta chica,
que pudiera llevar con facilidad.
Llegamos a la estación mucho tiempo antes de la salida del tren.
Entramos en la sala de espera, que es amplia y está bien iluminada.

Papá se colocó en una fila que había frente a la ventanilla donde venden los boletos, para comprar el suyo.
Mamá, Carmela y yo encontramos asiento en una banca. Todas estaban ocupadas; había muchas personas de pie.el-viaje-2.png
Las voces y risas, el ir y venir de la gente y el movimiento de los empleados de la estación me tenían tan entretenido, que no oí la campana cuando llamó por primera vez a los
pasajeros.
Mamá dijo:
—Si papá se retarda no logrará encontrar asiento.
Papá vino corriendo. Carmela lo apremió:
—¡Sube pronto al vagón! ¡No vas a encontrar asiento!
Papá sonrió al preguntarnos:
—¿Y no nos despedimos?
—¡Cómo no, papá!
Le dimos un abrazo mientras nos acariciaba.  En seguida se despidió de mamá.
Adiós, adiós, papacito! Que tengas buen viaje! Y que vuelvas pronto!

V O C A B U L A R I O

reside — vive, habita.
región — lugar del país.
vagón — coche de ferrocarril.
lograr — conseguir.
apremió — dio prisa.

Libro de texto gratuito para segundo grado de primaria, SEP, México, 1960. Págs. 30 y 31.