El periódico

Estándar

El periódicoEL PERIÓDICO

En las mañanas, temprano, un hombre pasa por mi calle.
Lleva un fardo atado a la rejilla de su bicicleta.
Se detiene frente a una que otra casa. Llama y dice:
—Periódico . . .
En casa, yo recibo el periódico diariamente.
Me gustan las letras grandes, las de los títulos y anuncios,
porque las puedo leer sin dificultad.
Pero, sobre todo, me agradan las historietas que el periódico
trae los domingos. ¡Qué divertidas son!
Mis compañeros y yo conversamos sobre las travesuras del
Pato Pascual como si fuera uno de los nuestros. Seguimos
con interés las aventuras del Ratón Miguelito, y nos desternillamos
de risa con el ingenio de los Supersabios.
A las personas mayores —dicen— el periódico les lleva
toda clase de noticias interesantes.
Papá me cuenta que a los pueblos pequeños llegan muy
pocos periódicos, y que éstos pasan allá de mano en mano.
Si no fuera por los periódicos, aquella gente no sabría lo
que sucede en otros lugares. Claro que ahora ayudan a informarnos
de todo la radio y, en las ciudades grandes, la
televisión.

El periódico, medio de comunicación

V O C A B U L A R IO

fardo — bulto.
atado — amarrado.

————————————————

A continuación los enlaces para descargar los archivos pdf de las páginas de esta lectura en su formato original tal como apareció en el libro de texto Sep. de 1960 en México:

1. El periódico, página 26, libro de texto de segundo grado, sep, 1960.

2. El periódico, página 27, libro de texto de segundo grado, sep 1960.

About Sallita

Me encanta la vida, la lectura y la creación y publicación de material interactivo y espacios virtuales.