¡Qué buenas son tus manos!

Estándar

Qué buenas son tus manos, mamá

¡QUÉ BUENAS SON TUS MANOS!

Mamá, tus manos trabajan para mí sin descanso.
No hay cosa de las que necesito para vivir, que tus manos
amorosas no hayan tocado.
Temprano me asean y me peinan; me dan el pan, la leche,
la fruta, los alimentos de la mañana; luego ponen
en las mías la mochila, revisan si en ella están el libro, el
lápiz, los cuadernos, para que no falte nada y el día sea
provechoso.
Al salir, tus manos me acarician. Yo las beso con cariño
y te hago una promesa:
—¡Mamá! ¡Voy a trabajar bien!
Oyendo mis palabras, tú sonríes.
Tus manos preparan nuestras comidas, arreglan la ropa,
ordenan toda la casa, y al llegar la noche, cuando mis ojos
se cierran vencidos por el sueño, me bendicen.
¡Qué buenas son tus manos, mamá!

manos de mamá

———————————————————————-

A continuación dejo los enlaces a las páginas de la lectura en su forma original para quien guste descargarlas o visualizarlas en línea:

1. ¡Qué buenas son tus manos!, página 22 del libro de texto de segundo grado, SEP, 1960.

2. ¡Qué buenas son tus manos!, página 23 del libro de texto de segundo grado, SEP, 1960.

About Sallita

Me encanta la vida, la lectura y la creación y publicación de material interactivo y espacios virtuales.